viernes, 21 de agosto de 2009

LA CULPABLE ES LA CORTE SUPREMA

Si se cae el proyecto de referendo reeleccionista se prepara culpable.

Definitivamente, uno de los males que aqueja a Colombia es la incapacidad de asumir responsabilidades. Digo esto, por que en el Congreso (no todos, pero si algunos de ciertos partidos) se encuentran indignados, sobrecogidos y asustados, primero porque la Corte Suprema decidió abrir investigación por la denuncias del ex superintendente de Notariado y Registro Roberto Cuello Baute, sobre el tráfico Notarías a favor de congresistas con el fin de lograr su voto positivo para la reforma constitucional que permitió la reelección presidencial.

Dicha indignación parte de que son un Poder Público e investigar esas conductas es una intromisión del poder judicial en el legislativo y además indebida, que contradice los postulados de la tridivisión de poderes. Por eso consideran que la intromisión de la Corte Suprema debe ser limitada con la inmunidad parlamentaria para garantizar la autonomía del legislativo.

La pregunta: ¿autonomía para qué? ¿Para legislar a favor del bien común, para someterse a las leyes ó para negociar libre é ilegalmente el voto? Parece que es un problema entre la Política, la moral y el derecho.

El segundo episodio, que ha generado hasta lágrimas en algunas congresistas, son los allanamientos ordenados por la Corte en el desarrollo de las pesquisas normales de una investigación, lo cual consideran indignante, los llena de temor y los coacciona para votar libremente el proyecto de referendo constitucional para la segunda reelección presidencial.

En ese orden, si el referendo que se tramita no es positivo, su caída se debe no al voto libre de los Congresistas, sino a la indebida coacción que ha ejercido la Corte Suprema de Justicia sobre los Congresistas a los cuales se les abrió investigación y se les practicaron allanamientos en virtud de la misma.

La culpable es la Corte Suprema. Nada tiene que ver que los partidos quieran el poder para ellos, sin quien los mande; tampoco que el proyecto genere desconfianza por la excesiva acumulación de poder en una persona que representa al ejecutivo; no, nada tiene que ver, el criterio de las bancadas en el Congreso, ni los intereses de partido; se insiste, la culpable es la Corte Suprema de Justicia.

Se debe ser claro, si el proyecto de referendo es aprobado o no, es una decisión política. Que un Congresista cometa un delito es un problema jurídico; en ese orden, si para dar su voto violó la ley penal, deberá ser investigado por su juez natural, dentro de un proceso y si es encontrado culpable deberá asumir la responsabilidad, lo mismo sucede para cualquier funcionario público y ciudadano colombiano.

Determinar la validez de un acto constitucional aprobado en esas condiciones es un problema del derecho constitucional y la normatividad vigente.

Interrogantes finales: ¿La inmunidad parlamentaria ayuda a la democracia?, ¿Investigar delitos de Congresistas en usos de sus facultades, transgrede el sistema de tridivisión de poderes? Entonces, ¿Para qué sirve el sistema de pesos y contrapesos de los poderes públicos, y cuáles son sus límites?

2 comentarios:

fbermudezg dijo...

Interesante debate, inmunidad parlamentaria, posible o presunto prevaricato de un parlamentario, choques de trenes, tridivisión de poderes. Está muy agitado el "debate constitucional" por estos días, buen post, saludos.

Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.