viernes, 21 de agosto de 2009

LA CULPABLE ES LA CORTE SUPREMA

Si se cae el proyecto de referendo reeleccionista se prepara culpable.

Definitivamente, uno de los males que aqueja a Colombia es la incapacidad de asumir responsabilidades. Digo esto, por que en el Congreso (no todos, pero si algunos de ciertos partidos) se encuentran indignados, sobrecogidos y asustados, primero porque la Corte Suprema decidió abrir investigación por la denuncias del ex superintendente de Notariado y Registro Roberto Cuello Baute, sobre el tráfico Notarías a favor de congresistas con el fin de lograr su voto positivo para la reforma constitucional que permitió la reelección presidencial.

Dicha indignación parte de que son un Poder Público e investigar esas conductas es una intromisión del poder judicial en el legislativo y además indebida, que contradice los postulados de la tridivisión de poderes. Por eso consideran que la intromisión de la Corte Suprema debe ser limitada con la inmunidad parlamentaria para garantizar la autonomía del legislativo.

La pregunta: ¿autonomía para qué? ¿Para legislar a favor del bien común, para someterse a las leyes ó para negociar libre é ilegalmente el voto? Parece que es un problema entre la Política, la moral y el derecho.

El segundo episodio, que ha generado hasta lágrimas en algunas congresistas, son los allanamientos ordenados por la Corte en el desarrollo de las pesquisas normales de una investigación, lo cual consideran indignante, los llena de temor y los coacciona para votar libremente el proyecto de referendo constitucional para la segunda reelección presidencial.

En ese orden, si el referendo que se tramita no es positivo, su caída se debe no al voto libre de los Congresistas, sino a la indebida coacción que ha ejercido la Corte Suprema de Justicia sobre los Congresistas a los cuales se les abrió investigación y se les practicaron allanamientos en virtud de la misma.

La culpable es la Corte Suprema. Nada tiene que ver que los partidos quieran el poder para ellos, sin quien los mande; tampoco que el proyecto genere desconfianza por la excesiva acumulación de poder en una persona que representa al ejecutivo; no, nada tiene que ver, el criterio de las bancadas en el Congreso, ni los intereses de partido; se insiste, la culpable es la Corte Suprema de Justicia.

Se debe ser claro, si el proyecto de referendo es aprobado o no, es una decisión política. Que un Congresista cometa un delito es un problema jurídico; en ese orden, si para dar su voto violó la ley penal, deberá ser investigado por su juez natural, dentro de un proceso y si es encontrado culpable deberá asumir la responsabilidad, lo mismo sucede para cualquier funcionario público y ciudadano colombiano.

Determinar la validez de un acto constitucional aprobado en esas condiciones es un problema del derecho constitucional y la normatividad vigente.

Interrogantes finales: ¿La inmunidad parlamentaria ayuda a la democracia?, ¿Investigar delitos de Congresistas en usos de sus facultades, transgrede el sistema de tridivisión de poderes? Entonces, ¿Para qué sirve el sistema de pesos y contrapesos de los poderes públicos, y cuáles son sus límites?

martes, 11 de agosto de 2009

NUEVA LEY QUE ORGANIZA EL SISTEMA DE EVALUACIÓN DE LOS CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE LA EDUCACIÓN (Media y supeiror)

El 13 de julio de 2009, el Presidente de la República sancionó la Ley 1324, que busca organizar el sistema de evaluación de los resultados de la evaluación de la educación superior. Esta ley puede mirarse desde diversos ángulos: Primero, como sistema de evaluación que establece principios, objetivos y procedimientos para la organización del sistema y de las pruebas mediante las cuales se evalúa la calidad de la educación media y superior. Sin entrar en la profundidad que amerita el tema, es un avance establecer parámetros legales para diseñar un sistema más democrático y con reglas claras; si bien sigue siendo muy general y deja a los reglamentos la regulación y desarrollo de muchos de sus contenidos, ya existen ciertos parámetros que permiten un mejor control a la actividad reglamentaria del Gobierno sobre el tema.

Al respecto, un aspecto interesante, es la creación de una comisión de seguimiento en el Congreso de la República a la reglamentación y ejecución de la ley por parte del Gobierno, que obedece a un principio sano del sistema de tridivisión de poderes. Asimismo, se hubiera deseado que la Ley fuera más concreta, pero por lo menos fijó principios que son valiosos como herramientas limitantes a las facultades reglamentarias del Gobierno.

Segundo, desde el punto de vista de los estudiantes y de las Instituciones de Educación Superior (IES), plantea mandatos imperativos que ayudarán a una evaluación real de la calidad de la educación superior. Con el fin de acabar con la práctica que se presentó en aplicación de las pruebas ECAES, de presentar al examen sólo a los mejores estudiantes de un programa, ahora es obligatorio que todos los estudiantes de los cursos que se evalúan, sean inscritos por las IES para presentar la prueba; si bien esto ya regía, no existía un mecanismo para obligar controlar el cumplimiento de la disposición, en razón que el Estado dejó a la autonomía universitaria el valor interno de la prueba y utilidad para sus graduandos, lo cual llevo a buscar cumplir el requisito presentando solo a los mejores para obtener mejores figuraciones.

Ahora, no solo continúa siendo deber inscribir a todos los estudiantes por parte de las IES, sino que además es requisito legal para optar por el título profesional, técnico o tecnológico respectivo, lo cual deberá asegurar que las IES no violen el principio de igualdad contenido en la ley.

Lo anterior parece indicar que el requisito es “presentar” no “pasar”; ya que si el espíritu de las pruebas es el mismo que el de los ECAES, esta no es una prueba que se apruebe o repruebe de forma cuantitativa, sino más bien una evaluación diagnóstica que ofrece información a las instituciones sobre el proceso de formación de sus estudiantes. En ese orden, es responsabilidad de las Universidades y sus procesos académicos, la obtención de resultados de alta calidad; para lograrlo es necesario que las IES, inviertan recursos importantes en el mejoramiento de su proceso académico y por ende el de sus estudiantes en el contexto nacional.

Por otro lado la Ley, en mi criterio, dejó un bache que se refiere a la utilidad de la prueba después del grado; ya que se limitó a decir que es requisito para ingresar solamente a los programas de pregrado de la educación superior y no dijo nada de formación en postgrados. Lo anterior implica que la obtención de buenos resultados depende de la dinámica interna de cada IES, ya que por lo menos las pruebas de estado que evalúan la educación media se encuentra ligada al ingreso a la educación universitaria en pregrado; en cambio, las pruebas que evalúan la educación superior no se encuentran ligadas a algún nivel de educación como los postgrados, lo cual, como ya se dijo, supone un gran esfuerzo académico de formación y de concientización a los estudiantes por parte de las IES para que éstos tomen en serio estas pruebas y colaboren de forma consciente en la evaluación de la educación Superior.

El tercer punto de vista, se refiere a la reestructuración del ICFES, que es un tema de función pública y de presupuesto. Positivo, que el icfes se convierta en un ente destinado solo a la evaluación lo cual permitirá destinar los recursos al mejor diseño de las pruebas de evaluación externa, tan criticadas en cuanto a la metodología de elaboración, ejecución y análisis; por otro lado al estar bajo la dependencia del Ministerio de Educación, se esperaría una mejor coordinación en lo que tienen que ver con las políticas de mejoramiento de la educación superior.

En conclusión el sistema esta planteado, pero para una mejor comprensión es necesario esperar la reglamentacióndel tema por parte del Gobierno con el fin de tener un sistema más completo desde el punto de vista legal.

lunes, 3 de agosto de 2009

RUMORES DE GUERRA.

El comentario será breve. En estos últimos días se han escuchado voces de guerra de nuestros gobiernos vecinos, Venezuela y Ecuador. Que decir, si bien todo lo desatan las bases norteamericanas en Colombia, no es, en mi criterio, suficiente para que se hable de guerra, sobre todo con la ligereza que se hace, como quien cuenta docenas de naranjas.

Es poco serio, partiendo de la base de los profundos problemas internos de los tres países involucrados en la crisis de relaciones exteriores, que los gobiernos de Correa y Chávez, lancen voces patrióticas nacionalistas alrededor de un tema tan doloroso como la guerra. Ecuador y Venezuela, bajo un modelo de izquierda, al igual que Colombia bajo un modelo de derecha, han profundizado la diferencia social y han abierto más la brecha entre ricos y pobres.

Así, en los tres casos, y no es más que una opinión apriori, la guerra no es más que un mecanismo distractor de los verdaderos problemas que aquejan a nuestras tres naciones, entre estos uno de los más complejos socialmente, el hambre, el cual es el principal detonador de la crisis de la sociedad moderna globalizada.

Los colombianos estamos en una guerra interna que parece de nunca acabar, y ahora debemos lidiar con rumores de guerra de dos naciones que ya hace varios años no viven ese tipo de conflicto y que han olvidado lo doloroso que es vivir en medio de la violencia por la violencia.

Sería más serio, fortalecer las relaciones comerciales, dinamizar las fronteras y jalonar el progreso económico, redistribuir mejor la riqueza y robar menos; si, robar menos, ya que fuese cual fuese el modelo político los aqueja el mismo problema, la corrupción. Ya que, se puede robar en nombre del pueblo o de la oligarquía, pero es lo mismo y el único perjudicado es el grueso de la población que se sume cada vez más en una crisis económica, social, política, moral y jurídica que no permite vislumbrar un futuro más digno y generoso.

Por eso, debemos evitar dejarnos exacerbar bajo las voces de la guerra, más bien como sociedad civil apoyar propuestas de paz y desarrollo, protestar contra las políticas y planteamientos bélicos y reclamar de nuestros gobernantes la ejecución de políticas sociales en vez de políticas armamentistas que justifique el exagerado gasto militar.

(Fotografias: Fuente Cambio.com)

viernes, 10 de julio de 2009

Voces contra la Globalización

En este post me permito reproducir un video aportado por el Blog de Gonzalo Ramírez Cleves ( Iureamicorum).




Parte 2 ...



Parte 3 ...



Parte 4 ...

lunes, 23 de febrero de 2009

Bien. Álbum UNO. Miguel Mateos

video
Un poco de buen rock argentino. Miguel Mateos.

jueves, 5 de febrero de 2009

Cosas absurdas. Somos seres humanos no costales

Hoy la absurda irresponsabilidad de un chofer de transporte intermunicipal me hizo asistir a la despedida de una joven madre, esposa y profesional a la cual se le truncaron los sueños por el escaso respeto que tiene el ser humano, en la vida cotidiana, por el otro.

Un accidente de tránsito por exceso de velocidad, del cual el único responsable es el conductor, deja un trágico desenlace; pero además evidencia que la vida humana vale poco cuando no somos conscientes que cada uno de nosotros somos responsables con nuestros actos de la seguridad del otro. No tener claridad de esa responsabilidad al realizar una actividad peligrosa lleva a consecuencias irremediables como la que aquí comparto.

Debemos levantar una voz de protesta contra aquellos transportadores que juegan con nuestras vidas, que nos tratan como costales, no como personas que les entregamos nuestras vidas esperando que nos traten con dignidad y velen por nuestra seguridad como velarían por la de ellos; a esos a los que se les olvida ese pequeño detalle, debemos como ciudadanos denunciarlos y las empresas de transporte retirarlos como parte de la responsabilidad social que nos y les asiste.

¡Actuemos ya! para no seguir asistiendo a despedidas absurdas.

u2 -Yahweh